Lo que hay que saber de los alimentos

perder peso rápido

La modificación del comportamiento señala la importancia del análisis de los hábitos alimenticios. Los tres factores para que una dieta tenga éxito y así poder adelgazar rápido son tres errores:

  1. Registro
  2. Régimen
  3. Razonamiento

De hecho, aplicado al consumo de alimentos, llevar un registro es una de las contribuciones más importantes a la modificación del comportamiento.

Cuando preguntaba a mis pacientes qué comían, su respuesta siempre era ambigua: «No lo sé». Pocas veces recordaban sus mayores comilonas, aunque éstas les hacían engordar claramente. Lo más sorprendente es que, aunque estas personas tenían frustrantes problemas de peso, dejaban deliberadamente de concentrarse en el quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cómo de su forma de comer. Para quien está a régimen, es útil responder a estas preguntas:
¿Quién hace régimen? Ella misma; no la madre, ni el hermano, la hermana o la amiga. No importa lo que ellos piensen. Ella misma hace los planes y toma las decisiones. Cuando ha decidido hacer régimen, debe pensar ante todo en sí misma.

¿Qué está haciendo? Está siguiendo una dieta de adelgazamiento. Esto significa que, de alguna manera, se ha comprometido a reducir su consumo de alimentos con el único propósito de perder peso, y con ello tener mejor aspecto y sentirse mejor.

adelgazar rápido

Cuando hace trampas, la única engañada es ella misma; es importante recordar esto.
¿Qué come? Analizando el contenido de sus alimentos verá si son naturales, si contienen azúcar y harma, si tienen mucho almidón y pocas proteínas, etc. Cambiando la clase de alimentos se puede controlar efectivamente el peso.
Conviene hacer una lista de alimentos, separando los que no está dispuesta a comer, los que le gustan y los que puede tolerar (analizar la lista de vegetales del capítulo 11 para determinar el cociente de variedad).

Afortunadamente, el éxito de una dieta no tiene por qué estar en función de la variedad del alimento tomado. He visto chicas que conseguían su propósito con dietas a base de sólo atún, lechuga y manzanas. Que el alimento sea variado es importante cuando no se puede soportar comer siempre lo mismo.

¿Qué hace mientras come? Hablar con la familia está bien, pero hay que evitar leer, ver televisión o hablar por teléfono, porque se olvida cuánto se ha comido.

¿Qué estado de ánimo le invade al comer? ¿Come cuando está aburrida, cansada, trastornada o frustrada?
¿Cuándo come? ¿Efectúa la comida principal en esas horas muertas …

Lo que hay que saber del historial dietético

adelgazar

La obesidad indica que una no está dispuesta o no es capaz de aceptar la restricción calórica que la naturaleza ha impuesto a su cuerpo. Vivir con esas restricciones no es una tarea fácil.

Tengo muchas pacientes adultas que han triunfado en sus profesiones y que han superado muchos tipos de problemas, pero que en cuestión de alimentación no pueden hacer lo mismo. Sin embargo, son seres humanos brillantes y agradables. No tienen de qué avergonzarse.

Hay que tratar de entenderse a una misma, controlar algunas emociones que son controlables, librarse de la ira y la depresión, investigar las causas de la indiferencia y superar la turbación y la vergüenza.

Historial dietético

Cuando atiendo a una nueva paciente, le hago un historial dietético. Los psiquiatras tienen un término llamado «compulsión de la repetición» que se aplica a la persona que repite el mismo error una y otra vez. La mayoría de personas que hacen régimen tienden a repetir sus errores. Quizá si tomaran su propio historial dietético no lo harían.

Se pueden compendiar las principales dietas que se han seguido (no los pequeños inicios y abandonos), cuándo se siguieron, cuánto tiempo, cuáles fueron más eficaces y fáciles (pocos hidratos de carbono, contar las calorías, etc.), si se controló el peso antes y después de la dieta (muchas adolescentes no lo hacen, simplemente «sienten» que han adelgazado), cuántos kilos se perdieron, y por qué se abandonaron esas dietas.

Esta información es importante. Por ejemplo, se puede descubrir que nunca se ha seguido un programa formal, tomando una idea de aquí y otra de allá y, al no conseguir los resultados esperados, rechazan la dieta en su totalidad.
Se puede descubrir que se perdió más peso al hacer varias comidas pequeñas que al hacer una sola grande.

Se puede también descubrir que se puede comer en cantidades limitadas, pero que una vez se ha empezado a comer dulces ya no hay nada que hacer.

Se puede descubrir que una es un desastre contando calorías; se resiente, esto ¡a enoja y le hace comer más. En ese caso, es obvio que ésa no es la dieta adecuada.

Se puede descubrir que se adelgaza fácilmente ayunando, pero que al terminar no se sabe cómo mantener lo conseguido.

Se puede descubrir que se posee fortaleza para hacer régimen un día, una semana o un mes.
Se puede descubrir, finalmente, que se hace régimen y se …